3 sept. 2010

Hay que leer a Debord

No hay comentarios:

Publicar un comentario