23 ene. 2011

El oscuro destino de nuestro país.

A nueve meses de las elecciones, ningún candidato de la "oposición" ha logrado mover mínimamente el amperímetro del electorado negro cabeza, un sector estratégico de masa de votantes sin dientes que resultan clave a la hora de ganar una elección o de conseguir falopa "mínimamente" correcta.

El negrocabezismo siempre ha respondido históricamente al peronismo, en cualquiera de sus variantes: desde Scioli, Macri, De Narvaez hasta Rico, Duhalde, e inclusive, estos rompebolas de los Kirchner. Pero sin embargo, a pesar de haber desfilado como si fueran unas modelos de 16 años de Caraza con la mallita bien encajadita entre los "papitos" por la pasarela de los medios de comunicación privados tratando de seducir a ese electorado indiferente como si fuera un productor de Pasión de Sábado buscando bailarinas que muevan el orto con la cumbia villera, a pesar de eso, ninguno ha logrado conmover a este sector.

Esto resulta "preocupante" para aquellos que ven en el inevitable triunfo de Cristina Fernández Viuda de Kirchner un futuro indeseable, poblado de signos negativos. Ni qué hablar de aquellos que temen que el trajecito negro termine imponiéndose para sus partidarias.
No nos parece mal el negro, siempre y cuando sea un vestidito Chanel y lo use una francesita. Sin embargo, la posibilidad que se popularice "the black look" corre el riesgo de extenderse entre los sectores populares.

Tendríamos así el peor de los países, una Argentina donde el estilo Emo prevalecería sobre la alegre "cumbia" de nuestros morochos nacionales, que cambiarían los colores de Boquita y la música de Grupo Néctar por las ropas oscuras de los pendejos deprimidos porque son feos y My Chemical Romance.

El peor de los países: negros de negro.

15 comentarios:

  1. Te merecés un puesto en el diario La Nación como columnista, sin dudas.

    ResponderEliminar
  2. todo se soluciona, como dicen los aspirantes a oligarcas de clase media, con "chori" y "coca".
    O departamentos (que luego serán destruídos para sacar el parquet para posteriormente hacer un asado peronista), y muchas otras formas de ser "negro" mediante estas acciones en donde los porteños putos aluden implícitamente al clientelismo.

    ^^

    P
    V

    ResponderEliminar
  3. pd: ¿por qué no estás mas en barcelona?

    ResponderEliminar
  4. Ya mismo a La Nazión. Y que te paguen eh!!

    ResponderEliminar
  5. A pesar de mi elogio hacia esta columna sostengo que en cuanto sepa donde vivis te voy a recagar a trompadas por insultar a mi vieja via twitter.

    Un abrazo, catador de habanos de carne.

    ResponderEliminar
  6. Sesuda y equilibrada columna. Con sólo añadir un par de etimologías grecolatinas, podrías reemplazar a Grondona como columnista de La Nación.

    ResponderEliminar
  7. Es genial, un chabon pensó que era el bananero.

    ResponderEliminar
  8. Estimado Puto: Le han interferido el Twitter los muchachos K-side, ya sabemos los que lo conocemos que Ud nunca diría esas cosas, se nota que cayó mal su lamento por las noticias fúnebres...
    Y encima se confunden : una cosa es ser puto y otra comerse cualquiera...
    Atte/

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que no hay que votar a nadie por hijos de puta. Si usurpás un terreno de oligarcas el puto de Macri te quiere sacar porque le dan asco los pobres y el gobierno te promete una casa que después no te la da.
    Con esto de la inflación la falopa aumenta todos los días y la asignación por hijo no alcanza. Entonces comenzás a darte con falopa de mala calidad y después no entendés ni los chistes de Tinelli.
    Mire como estará la situación que el otro día vino mi hija de hacer la calle y me dió cien pesos con cincuenta centavos, y cuando le pregunto quien te dió cincuenta centavos me respondió que "todos".
    Que barbaridad! Asi no se puede vivir.

    ResponderEliminar