13 mar. 2011

La Estrategia Política De los Candidatos Frente A la Hegemonía Partidaria De Los Nuevos Emergentes Democráticos En Un MArco De Plrularidad de Culos


Octubre se nos viene encima como el tsunami. El avance triunfal De Cristina Fernandez Viuda de Él en las encuestas se perfila como una catástrofe de la naturaleza, que arrojaría un saldo de vastas zonas civilizadas cubriendose de barro y mugre provenientes, en este caso, no del movimiento tectónico en el fondo del mar, sino más bien de los movimientos musculares de millones de cabezas del conurbano, una marejada de sudoración que nos alejan cada día más del país ideal que pensó la generación del 90.

Para salirle al cruce del dolor de la viuda, nada mejor que la alegría de una madre. Algo así debe haber pensado el sinuoso cocainómano Durán Barba, otra de las conocidas obviedades que son una croqueta fritada de las sobras mitad Stamateas mitad Barrionuevo, por las que Mauricio Macri paga con fondos provenientes con seguridad de la caja chica destinada a la alimentación de huérfanos inválidos.

Para llevarse a cabo, el plan requirió de un cuidadoso cálculo, para que el parto de la flamante señora Macri, la conocida dominatrix sado que posee numerosos esclavos Juliana Aguada, coincidiera con la contienda electoral, para otorgarle así un empuje nunca visto a la campaña.
Este cálculo requería que la inseminación se realizara en una fecha y un momento preciso. De nada valieron las habituales excusas que interponía habitualmente Mauricio Macri para posponer el encuentro sexual con su cónyugue.

La flacccidez con la que tuvo que vérselas Juliana atentaba seriamente con la concreción del plan, como pudo apreciar Durán Barba, que se encontraba a pocos centímetros del coito de la pareja candidata presidencial, supervisando personalmente la fornicación para asegurarse de que todo transcurría correctamente. La dificultad radicaba en que, desde el angustioso trance se su secuestro en la época de Menem, Mauricio Macri necesita de ser atado para poder lograr la excitación sexual. Cuando eligió a Juliana Aguada como consorte, pensó que por su fama de implacable esclavizadora ella se convertiría en la figura fetichista de sus sueños, envolviendolo en un torbellino de sogas que lo arrastratía hasta el éxtasis. Grande fué su decepción cuando en la mismísima noche de bodas Juliana se negó a atarlo, aduciendo que no deseaba llevar a la cama matrimonial ciertas prácticas exclusivamente comerciales.

La providencial intervención de Durán Barba, que provisoriamente se había traido un guante de látex para la estimulación prostática, logró la escueta eyaculación de Mauricio Macri que sirvió para preñar a su esposa a tiempo como para que la fecha del parto del vástago de esta pareja llegue al mundo en coincidencia con el acto eleccionario.

Solicitará Juliana Aguada la asignación por embarazo? Apasionante

5 comentarios:

  1. Excelente columna, señor Puto. Brillante, como siempre.

    ResponderEliminar
  2. mmm.. No se PUTO. Qué queres que te diga?. Te salio muy K el editorial de hoy.

    No estarash nerviosho, PUTO ?

    ResponderEliminar
  3. Muy buena columna realmente señor Puto, es un placer leerlo. Si como buen Puto argentino le interesa el futbol lo invito a que se de una vuelta por mi blog, Fobal2000. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Faltan referencias a la cultura griega pero globalmente creo que la Tribuna de Doctrina ha subido su target editorial. Hacen falta menos Hanglins y más putos! levanto mi copa por ello

    ResponderEliminar
  5. Todo sirve por un voto. Una foto, un embarazo, un aborto, una marcha o incluso una película.
    Yo lo único que espero es que la película de Kirchner tenga efectos especiales, sables láser y artes marciales.

    ResponderEliminar